Lunes 20 de abril

Dormimos peor

Pues resulta que durante estas semanas de confinamiento dormimos más o menos igual número de horas que antes, aunque los horarios se han trastocado y la calidad del sueño es, en general peor. Nos acostamos y nos levantamos más tarde. No hay gran diferencia entre días laborables y fines de semana, como si el teletrabajo lo hubiera igualado todo: 7,5 horas sábados y domingos, 7 horas de lunes a viernes. Ah, y soñamos más. Tenemos más pesadillas.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Reproducir vídeo

 La fase más dura del estado de alarma contada a través de la infografía: 53 columnas publicadas en Diario de Navarra entre marzo y mayo.